Vecinos del barrio Juan XXIII tendrán garantizada la educación y alimentación con un centro recreativo